Archivo

En: 2012

Secretos de las tejedoras: Un tango y algo sobre los licántropos

Buenos Aires es una ciudad que amo, algunos de mis grandes amigos nacieron ahí. Comencé a escribir de manera formal y sin temor en un departamento de la Torre San José, en el Barrio de la Chacarita de esa ciudad, justo entre las calles de México y Chile, en donde me enamoré. A partir de mi estancia en Buenos Aires…

Leer más »

Ellos son el equipo de Tejedores: Desde Mexicali hasta Oaxaca

¡Si no estaré orgullosa y feliz! Ellos son el equipo de Tejedores de Historias que participarán en “Con mayúsculas y sin miedo: ¡A tomar la letra!” y estarán trabajando con chicos y chicas de secundaria de Nuevo León, a lo largo de 6 meses, para ir construyendo juntos un diario electrónico que de fe de sus historias cotidianas / www.atomarlaletra.com:…

Leer más »

Zazil, Enrique y Magali: ¿Quiénes leerán sus historias?

En Tejedora de Historias los libros se hacen con calma, tanta como se lleva nuestra propia trama familiar, con el mismo cuidado que ustedes, los que se animan a contar sus vidas, ponen cuando se sientan a escribir. Y como todo proyecto que nace del corazón, es posible gracias a gente maravillosa como Acacia Collinsii, Magali Tercero y Enrique Lepe…

Leer más »

Con Mayúsculas y sin miedo: ¡a tomar la letra!: Adolescentes que gritan o 3 razones para escribir

Con Mayúsculas y sin miedo: ¡a tomar la letra!: www.atomarlaletra.com / www.tejedoradehistorias.com Laura Athié*, Tejedora de Historias De cómo perder el miedo o antes contaré una historia Mi nombre es Laura y hace algunas décadas fui estudiante de secundaria cuando no existía el internet, ni los mails, Madonna empezaba a cantar y Michael Jackson bailaba Thriller. Ahora me llaman Tejedora…

Leer más »

La profecía

Por Andrea Gandara Siempre me sentí diferente a las demás personas, caminaba por ahí como todos, pero yo tenía algo que ellos no, lamentablemente nunca lo tomé en cuenta; siempre presentí que un oscuro final me llegaría, pero nunca imaginé la magnitud. Mi pesadilla comenzó un día como todos. Caminaba por el sendero que rodeaba la pequeña ciudad de Mankato,…

Leer más »

Viaje en Ferrari o Del año que pasé en la cárcel

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com “Cierto día caminaba cuando un susto me llevé, en el suelo yo miré, dientes y sangre por doquier, le pregunté a una persona qué era lo que había pasado, contestó muy asustado, unos valientes me ayudaron, pelo corto tenían ellos y vestían de azul marino, sus insignias decían PEP, Estatal Preventiva…

Leer más »

Tres razones para odiar al enemigo o De cómo diantres he salido viva

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com Cae la tarde, todavía me duele el tobillo por el torzón en la corretiza de anoche. Respiro profundo para no ahorcar a la mujer de la encuesta. Pili me pregunta si así o dos dedos más mientras la mujer insiste con el inciso A, B o C. No he puesto atención,…

Leer más »

El hombre de la barba diabólica o La sangre de mi primer voto

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com “Usted, con el debido respeto, quiero decirle, está aquí como consecuencia de dos tragedias, por una parte, la muerte de Colosio y la segunda, la designación presidencial.” (Diego Fernández de Ceballos, Debate Presidencial, 12 de mayo de 1994) Era de esos hombres con los que no querrías estar sola en un…

Leer más »

La Maldición de los siete oaxacos o Tú necesitas un caldo

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com “Aquella primavera tuve que aprender a estrenarme a mí misma y eso fue más difícil que aprender a cocinar…” (Receta de Verano en Estaciones de paso, Almudena Grandes) Después de abrir la galleta china terminé de confirmarlo, yo me quedé en la década pasada: “Lo importante es expresarse uno mismo”, pase…

Leer más »

Pequeña historia de horror con franela o Sepa usted que la vengo observando…

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com Adivina adivinanza quién te escribe esta carta, es un niño que no juega mientras sufre por tu alma, es un cuerpo que no anda si no escucha tus palabras… (Carta anónima, Andy y Lucas) Día 1. Zarzamora al dos por uno Imposible convencerla de que no necesitamos dos frascos, Abril insiste,…

Leer más »

Pulquería La Providencia o El hombre que dormía con los 200 pollos

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com Ricos curados de tuna y melón, de avena, piña, de fresa y limón; su carbonato pa’l tlachicotón; jarro caliente, tarrito o “camión”. Pa’ las mujeres, “Entrada especial” servicio en l’obra, por si es asté albañil; cuando cerramos, pos le toreamos; para sus fiestas prestamos barril. (Los Pulques de Apan, Chava Flores)…

Leer más »

Más respeto porque también soy Presidenta o De por qué los viernes no son mis favoritos

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com Mis días favoritos eran los viernes, un escape hacia a libertad. Salir de la oficina el último día hábil de la semana me hacía sentir como cuando sonaba la campana de la preparatoria y yo corría emocionada rumbo al patio pasando por enfrente del chico pelirrojo que en aquel entonces, tanto…

Leer más »

Sobre el desnudarte o 2005: El año en que me enamoré profundamente

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com Amar es combatir, es abrir puertas, dejar de ser fantasma con un número a perpetua cadena condenado por un amo sin rostro; el mundo cambia si dos se miran y se reconocen, amar es desnudarse de los nombres (Octavio Paz, Piedra de Sol, fragmento) No creo en los designios, llevaba una…

Leer más »

De cuando murió mi Walkman o Algo sobre la chica de los cabellos rosas

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com Monstruo de papel, no se contra quien voy, ¿o es que acaso hay alguien más aquí? (Lucha de gigantes, Nacha Pop) 1985. Septiembre y polvo Llegábamos de Tijuana para encontrar una ciudad devastada, en escombros, igual que mi familia. El espectáculo que nuestros ojos vieron del aeropuerto rumbo casa, me hizo…

Leer más »

(Sobre el miedo): De cuándo mi madre se escondió en el cubo del baño o ¿Cuántas versiones de la verdad son ciertas?

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com “No importa la escuela, ¡todos somos uno!”, pancarta en la marcha de los estudiantes el 23 de mayo del 2012. Nunca nadie me habló de eso y sin embargo me asustaba. Todavía siento que me palpita el corazón. Era una curiosidad insoportable, asesina. Varias noches soñé con balas, incluso llegué a…

Leer más »

Calva y brillante como la luna o de cómo me transformé en licántropo

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com A María del Carmen Amigo, reumatóloga amiga de las lobas y a Carola Diez, fantástica Catarina voladora. Al contrario de las lobas comunes, no suelo transformarme cuando sale la luna. Soy brillante y redonda como ella en ciertas estaciones del año, más lo mío es a la inversa: el cabello no…

Leer más »

Aparatos para torturar o De las vecinas con peluca

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com Si no se tiene valor, que no se entre. Que se espere el resto de la oscuridad frente al silencio. Que se espere. Después, nunca más se olvida. Los oídos se asombran, la mirada se desvanece: helo ahí. Y desde entonces, él es fantasma. (Silencio, Clarice Lispector) Un hombre sangra mientras…

Leer más »

¡Presidente, señor presidente! o Inevitable no perderse por unos ojos árabes

Laura Athié*, Tejedora de historias laathie@gmail.com /Twitter @lauraathie www.tejedoradehistorias.com “El que no tenga un amigo libanés, que lo busque”. Adolfo López Mateos, presidente de México, 1962, inauguración del Centro Libanés. A los 137 años de presencia libanesa en México y a todos aquellos que se atreven a subir al tren y lo abandonan todo. 1919. Se trataba tal vez de…

Leer más »

Algo sobre Xaviera o De Laura y el séptimo mandamiento

“No faltó tampoco el curioso que de reojo leía junto conmigo, era inevitable. Veía la portada y no podía dejar pasar la oportunidad de leer un texto cuya ilustración de presentación son un par de piernas envueltas en medias de red…” (Adam Vázquez, Us Talk: La Madame Alegre)

No es pecado mortal robar cuando el deseo se vuelve prohibido. ¿Qué otro camino queda siendo estudiante de secundaria, presa de no sé cuantos rezos, martirizada por la imagen del infierno, atormentada por el más allá?

¿Cómo sobrevivir cuando preguntar es imposible?… Atreverse a abrir la boca sería mortal en condiciones como esas, no sólo se perdería la dignidad sino además la decencia y el año escolar y podría darle un paro cardíaco a la directora.

Leer más »

¡Presidente, señor presidente! o Inevitable no perderse por unos ojos árabes

“El que no tenga un amigo libanés, que lo busque”. Adolfo López Mateos, presidente de México, 1962, inauguración del Centro Libanés.

A los 137 años de presencia libanesa en México y a todos aquellos que se atreven a subir al tren y lo abandonan todo.

1919. Se trataba tal vez de un galeón árabe con alerones blancos y brillantes como la paz de llegar a casa tras una jornada extensa o quizá era un carguero repleto de gente sin papeles que abandonaba su patria tras la guerra. Pudo haber sido un barco de pesca o de turismo en el que ricos y pobres compartían espacio sin entender sus idiomas como en la Torre de Babel o era solamente un sencillo buque por cuyo barandal asomaba mojándose el rostro de agua salada, para ver cómo era el puerto mexicano, un niño de 9 años que venía de Oriente.

Leer más »